¿Cuáles son los factores de riesgo de COVID-19 entre los diabéticos?

Aprende más sobre el impacto de COVID19 en los diabéticos para estar lo más preparado posible durante la ola actual. ¡El conocimiento es poder!

Reading time: 
5
minutes
Published: 
November 2, 2021

¿Cuál fue el efecto general de la pandemia?

Transcurridos 18 meses de la pandemia de COVID-19, los estudios epidemiológicos indican que la diabetes es un factor central de la morbilidad grave de COVID-19. A la inversa, COVID-19 ha tenido un efecto devastador en la población con diabetes. En un estudio realizado en varios países industrializados durante la primera oleada de la pandemia, las tasas de mortalidad global fueron un 18% superiores a las de años anteriores. Del exceso de casos, el 75-80% se atribuyó oficialmente a la COVID-19. Las causas del ∼20-25% restante no atribuido a COVID-19 no se han estimado con precisión, pero es probable que se deba a una combinación de falta de notificación de COVID-19 y de impactos indirectos de la pandemia. Por ejemplo, el retraso en el tratamiento o el infratratamiento de otras enfermedades provocan un aumento de otras causas de muerte.

El exceso de mortalidad en relación con las tendencias históricas fue un 51% más alto en la diabetes de tipo 1 y un 64% más alto en la diabetes de tipo 2, con cerca de dos tercios de las muertes oficialmente atribuidas a COVID-19. Dado que el exceso de mortalidad relacionado con la COVID-19 en la población general ha sido ∼20%, esto significa que las oleadas pandémicas de la COVID-19 han tenido más del doble de impacto en las poblaciones con diabetes.

Predictores de la morbilidad y mortalidad relacionadas con COVID19 entre las series de casos con diabetes

Una revisión sistemática exhaustiva de 22 estudios sobre los predictores de la gravedad y la muerte por COVID-19 descubrió que el sexo masculino, la edad, varias afecciones comórbidas, el uso de insulina y varios predictores de laboratorio en el momento del ingreso, incluidos los niveles elevados de glucosa, el recuento de glóbulos blancos, el recuento de neutrófilos y el recuento de linfocitos, eran significativos. Tener sobrepeso u obesidad se asoció con un riesgo ∼30% mayor de resultados COVID graves, pero no se asoció con la mortalidad. El uso de metformina tendió a asociarse con un menor riesgo tanto de gravedad de la COVID-19 como de muerte. Cabe destacar que la duración de la diabetes, el tabaquismo, la hipertensión y el cáncer concurrente no se asociaron con la gravedad de la COVID-19 ni con la muerte entre las personas hospitalizadas por COVID-19. Los resultados sugieren que entre las poblaciones adultas, a cualquier edad, los individuos con diabetes tipo 1 tienen al menos el mismo riesgo de malos resultados relacionados con la COVID-19 que aquellos con diabetes tipo 2.

Riesgo de morbilidad y mortalidad entre los individuos hospitalizados

La prevalencia de la diabetes es especialmente alarmante entre los adultos jóvenes y de mediana edad, lo que se refleja en 14 estados de la red COVID-NET de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, donde los adultos hospitalizados de 50 a 64 años tenían una prevalencia de diabetes (32%) tan alta como los de 65 años o más (31%). Además, un examen más detallado revela una alta prevalencia de diabetes no diagnosticada previamente entre las personas hospitalizadas por COVID-19, en la que la hiperglucemia y el diagnóstico pueden haber sido precipitados por la infección por COVID-19.

Por término medio, el 33% de los individuos hospitalizados con morbilidad grave relacionada con la COVID-19 y el 39% de los fallecidos tenían diabetes. Entre los individuos con diabetes, el 21-43% desarrollaron enfermedad grave (es decir, dificultad respiratoria, ventilación mecánica, ingreso en la unidad de cuidados intensivos) y la letalidad osciló entre el 24% y el 29%. Los estudios que examinaron los resultados del tratamiento específico descubrieron que la diabetes es un potente predictor de la necesidad de ventilación mecánica invasiva, oxigenación por membrana extracorpórea y terapia de sustitución renal continua.

¿Cuál fue el impacto indirecto de COVID-19 en la población con diabetes?

Para la mayoría de las personas, los efectos más profundos de la pandemia no son la infección por el coronavirus, sino más bien la perturbación social diversa y extendida que la pandemia ha causado a través de los cambios en el funcionamiento del sistema de salud, los comportamientos y el apoyo de la comunidad; los cambios ambientales; o el estrés de la enfermedad de COVID-19 en los miembros de la familia. Esta perturbación podría tener efectos indirectos adversos en la detección, la prevalencia y la gestión de la diabetes y otras afecciones, empeorando o mejorando las conductas de salud y la autogestión. Reconocer los efectos indirectos de la pandemia debido al apantallamiento y a los cambios en las rutinas es especialmente importante para entender las futuras necesidades de salud pública de la población con diabetes.

Dependiendo de las políticas locales, el cambio al teletrabajo desde casa y el cierre o la reducción del acceso a tiendas de comestibles, restaurantes y comida rápida podrían tener efectos a corto o largo plazo sobre la calidad de la dieta, así como sobre los hábitos de actividad física y el autocontrol de la diabetes. El consumo de comidas caseras y de frutas y verduras aumentó, pero también lo hizo la ingesta de alimentos reconfortantes, los tentempiés, el número de comidas consumidas al día y la ingesta total de alimentos. Otros estudios encontraron un aumento del 20-40% en el consumo de dulces. Además, 64 estudios observaron un cambio en la actividad física; la mayoría de los estudios vieron una disminución de toda la actividad física y un aumento del comportamiento sedentario, pero también vieron aumentos en la actividad física en el tiempo libre. Un meta-análisis encontró que el 32% de la población general experimenta problemas de sueño, pero no evaluó los cambios a lo largo de la pandemia.

¿Qué se puede hacer para prevenir el problema?

Para proteger nuestra propia salud, debemos llevar un estilo de vida adecuado y gestionar la diabetes de forma consciente. Dado que la diabetes supone un mayor riesgo durante la pandemia, conviene seguir "las reglas del juego". Debido a que la COVID19 puede cambiar tu rutina diaria de forma negativa, es más probable que tengas un mayor riesgo de sufrir un mal resultado de la enfermedad. Para reducir los factores de riesgo, podemos utilizar varias tecnologías para gestionar adecuadamente la diabetes, como glucómetros, bombas de insulina y aplicaciones de registro. Una de las aplicaciones de registro más destacadas -con características únicas que no tiene la competencia- es DiabTrend.

Para prestar atención a la nutrición, a la actividad física de intensidad y regularidad adecuadas, a la salud mental y a la repetición sistemática de la glucemia y de la dosificación de fármacos/insulina a diario, incluso en momentos tan difíciles, es aconsejable elegir DiabTrend. Ayuda a desarrollar un estilo de vida consciente y saludable y proporciona muchos conocimientos útiles sobre el tratamiento de la diabetes. Si estás interesado, ¡no dudes en probarla!



Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.diabtrend

iOS: https: //apple.co/3tjh734

O regístrate a través del ordenador: https: //app.diabtrend.com/

¡Maneja tu diabetes de forma inteligente!

Iniciar DiabTrend

Otras publicaciones sobre la diabetes